Contactar
985083092
658473633 / 605011355


Ficha web gratuita de Pymes.com

Hemeroteca
¿Qué es Impronta Comunicación?

Social Media, periodistas, asesores en comunicación corporativa, community management y marketing de contenidos. Creamos y gestionamos páginas y contenidos en redes sociales. Publicamos noticias en medios informativos, editamos notas de prensa y organizamos congresos y eventos. Hacemos lo que amamos, amamos lo que hacemos y construimos puentes de Comunicación. Adaptamos el presupuesto a las necesidades del cliente.

Comunicación Interna, trabajo en equipo y capital humano: el secreto de Napoleón

Escrito por el periodista Jorge Ramos

Evalupyme---Impulse-su-Red_Page_1[1]Una empresa es un proyecto,  una tarea en común en la que intervienen el capital y el trabajo como  factores de producción. Esta es una de las principales acepciones  recogidas por el diccionario. Una empresa es también un trabajo en común, una  acción o tarea que entraña esfuerzo con un común objetivo, por  medio de un trabajo protagonizado por personas, pues desde el cargo de   presidente ejecutivo hasta el nivel más bajo del escalafón están ocupados  por personas. Es una “verdad de Perogrullo”, ciertamente, pero la olvidamos a  diario, y olvidamos que esta verdad nos lleva a una conclusión: el principal  capital de una empresa es el capital humano. Una empresa no es una entelequia   y sin personas no existe. Y si las personas no se sienten a gusto en   la empresa, está condenada al fracaso

      Ninguna empresa puede obtener el éxito si las personas que la forman no creen   en el proyecto. Y aquí entra en juego la implicación de los trabajadores en   los objetivos empresariales y entra en juego también otra serie de prácticas   de creciente introducción en la empresa moderna: la conciliación familiar, la   comunicación interna, el coaching y la eliminación de los compartimentos  estancos.

  El Secreto de Napoleón: actuar en equipo

     Cuentan que uno de los secretos de   Napoleón para el éxito en sus batallas consistía en que todos sus soldados   conociesen de antemano cuáles eran los planes de batalla. De este modo, si   recibían órdenes de retirada sabían previamente que podrían recibirlas porque  el plan incluía atraer al enemigo a una trampa. Sus soldados participaban así   en la empresa y no se sentían meros comparsas. Napoleón estaba implantando   con éxito, y con más de 200 años de anticipación, la comunicación interna y el   trabajo en equipo, practicaba el “coaching” y creaba empresa, demostrando que   la diferencia entre un “jefe” y un “líder” estriba precisamente en la   existencia o ausencia de esa capacidad de dirigir en vez de mandar. La   implicación crea equipo y el trabajo en equipo lleva al éxito. “Todos mis   soldados llevan en su mochila un bastón de mariscal….”, afirmaba Napoleón… En este punto abordamos otra cuestión clave, la comunicación, tanto interna como   externa. Hasta el último trabajador debe saber cómo va la empresa y sentir   que gracias a su trabajo la empresa prospera.

     Mediante el “coaching”, una práctica de todavía reciente introducción en el   mundo empresarial español, se propicia una mayor comunicación y una   conciencia de equipo. Pero además debe existir comunicación, porque una   empresa que no comunica no existe. Y para que exista comunicación no puede   haber compartimentos estancos. En un buque todos son necesarios y nadie puede   desentenderse. Si la máquina echa humo, no vale decir que el problema no   afecta al piloto, aunque el piloto y el jefe de máquinas estén enemistados,   porque si el barco se hunde se hundirán ambos con el buque.

¿Apostaremos por   el capital humano?

Copyright © 2017. Impronta Comunicación Todos los derechos reservados.| Desarrollada por Triskelion Network